sábado, 29 de julio de 2017

El PCA rechaza el llamado Pacto de Estado contra la Violencia machista por no contemplar todas las formas de violencia contra las mujeres y minimizar las propuestas del Movimiento Feminista



Elena Cortés: “No puede separarse el debate del Pacto de Estado de las políticas presupuestarias o laborales que nos siguen discriminando”
El Partido Comunista de Andalucía (PCA) considera que el llamado Pacto de Estado contra la Violencia Machista, “no alcanza los mínimos necesarios” para recibir su apoyo como partido y propone mantener “la denuncia y la presión” hasta conseguir el objetivo de “avanzar en los cambios profundos que se necesitan en las políticas de Estado a todos los niveles y que están en la base de la violencia machista”.
Así se ha pronunciado el PCA a través de su responsable del área feminista y portavoz adjunta de IU en el Parlamento andaluz, Elena Cortés, que lamenta que “gran parte” de las propuestas que ha presentado el Movimiento Feminista “han sido minimizadas o directamente ignoradas”, ya que, a su juicio, “no incorpora todas la formas de violencia que se ejercen contra la mujer”, tales como la que son ejercidas por agresores que no mantienen una relación de pareja con la mujer, lo que “viene a poner de manifiesto la visión patriarcal con la que el PP y Ciudadanos entienden las relaciones entre hombre y mujer”.
Asimismo considera “fundamental” la inclusión de acciones de que prevengan y detengan la violencia y no solamente la que se ejerce físicamente, sino “todo tipo de agresiones que sufre la mujer de una sociedad patriarcal”, tal y como ocurre con “la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual o los úteros de alquiler son formas de violencia contra la mujer y como tales tienen que esta recogidas en la ley”.
Por todo ello, desde el PCA aseguran que la violencia machista solo puede ser erradicada “si se elimina el carácter patriarcal” de un modelo de sociedad que el Partido Popular “contribuye a desarrollar con sus políticas económicas y sociales”, por lo que ha denunciado que “no se puede separar el debate” del Pacto de Estado de los debates presupuestarios y de las políticas laborales que siguen manteniendo una discriminación de la mujer. “El PP con su política fomenta y profundiza la división sexual del trabajo” lo que, a juicio del PCA, “provoca más violencia machista”.
Elena Cortés se ha mostrado convencida de que la movilización del Movimiento Feminista, la presión social y “la vergüenza de comprobar la incapacidad de los poderes públicos para frenar el aumento de víctimas” ha obligado a los grupos que sostienen al Gobierno del PP a aceptar la creación de una nueva comisión para plantear este Pacto de Estado.
Desde el PCA, informa, “formaremos parte de las movilizaciones de cara al próximo 8 de marzo” en el que por segundo año “volveremos a convocar una huelga internacional de mujeres”.
Por último, Cortés añade que “entendemos que con el Pacto de Estado, lo pretenden PP y Ciudadanos es un lavado de cara de grupos políticos que siguen manteniendo a la mujer como ciudadanas de segunda”.
PCA apoya a Juana Rivas: “La desobediencia civil puede ser la respuesta ante una justicia injusta”
La responsable del área feminista del Partido Comunista de Andalucía, Elena Cortés ha mostrado hoy el “apoyo y solidaridad” del partido con Juana Rivas, la vecina de Maracena sobre la que pesa una sentencia “absolutamente injusta” que ejemplifica como otras muchas sentencias “que vivimos en una sociedad patriarcal, de la que la justicia forma parte”.
Cortés ha señalado que ante una “situación tan grave como ésta” donde “se obliga a una madre maltratada a dejar a sus hijos con un maltratador condenado por violencia de género”, Juana ha decidido ejercer la “desobediencia civil” y para ello, “además de nuestro apoyo y solidaridad”, puede contar con toda la red que el PCA tiene en Andalucía, “no solo para defender sus derechos, también para ejercer la desobediencia civil que está realizando”.
“Ante esta situación injusta, que ejemplifica lo que significa vivir en una sociedad capitalista y patriarcal”, Cortés considera que “la desobediencia civil y las redes de apoyo mutuo pueden ser una respuesta ante situaciones tan gravísimas de vulneración de Derechos Humanos como la que está viviendo la compañera Juana”.

viernes, 28 de julio de 2017

El PCA quiere visibilizar la ‘cara B’ del turismo andaluz, “atravesada por la precariedad laboral” de miles de trabajadores de la hostelería donde se pisotean sus derechos impunemente



El Secretario general del Partido Comunista de Andalucía, Ernesto Alba, ha presentando esta mañana en Málaga la campaña ‘La Cara B del turismo andaluz. Basta de estafas: Acabemos con la precariedad” con la que el PCA pretende visibilizar la realidad laboral de miles de personas que se esconde tras las grandes cifras turísticas en Andalucía.
En rueda de prensa en el paseo marítimo de la capital malagueña, Ernesto Alba ha presentado esta campaña acompañado de la Secretaria provincial de Turismo de CCOO-A, Lola Villalba; del responsable andaluz del Área Interna del PCA y diputado en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro; y de la diputada comunista de IU-Unidos Podemos por Málaga, Eva García Sempere.
El objetivo, según ha explicado Alba, es denunciar la situación en la que “nos encontramos se encuentran” miles de andaluces trabajadores de la hostelería y en el turismo, porque desde el PCA se entiende que “la Cara A que nos quieren mostrar patronal y Junta de Andalucía es una cara del disco que empieza a rayarse, con datos únicamente dirigidos a legitimar políticas neoliberales que se imponen y pisotean derechos de trabajadores”.
Frente a esa ‘Cara A’ que “sólo habla de pernoctaciones y datos de masas turísticas que nos visitan” en la comunidad andaluza, “existe una cara B atravesada por la precariedad laboral”. Alba ha asegurado que el turismo en Andalucía “no crea empleo sino contrataciones temporales y esta realidad impide que miles de andaluces, pese a tener trabajo, no pueden vivir dignamente” mientras el sector empresarial “no deja de enriquecerse”.
La campaña que ha presentado el PCA ilustra tres perfiles profesionales de tres personas “que forman parte de nuestro círculo de relaciones más cercano”. Desde las que limpian los hoteles, que según ellas mismas denuncian, cobran 2,15 euros por cada habitación; hasta los camareros y camareras que trabajan doce horas al día mientras cotizan dos; pasando por socorristas que no saben lo que es un contrato de trabajo.
Ernesto Alba ha denunciado que las reformas laborales, la de Zapatero del año 2010 y la de Rajoy del año 2012, “han hecho que las negociaciones colectivas estallen y los convenios en el sector se hayan dinamitado” a la vez que “no existen inspecciones de trabajo suficientes que eviten la explotación en el sector turístico”.
Asimismo, el Secretario general del PCA se ha basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que dejan sobre la mesa ‘records turísticos’ con la subida de un 12% del gasto por visitante, mientras que a la vez se da un ‘record de precariedad’ con el empleo temporal y a tiempo parcial superando el 96% en Andalucía, según la Encuesta de Población Activa (EPA) presentada ayer.

miércoles, 26 de julio de 2017

El PCE considera que el llamado Pacto de Estado contra la Violencia Machista, no alcanza los mínimos necesarios para ser efectivo y creíble



Declaración del PCE sobre el llamado Pacto de Estado contra la violencia machista
Secretaría de la Mujer del PCE
La movilización del Movimiento Feminista, la presión social y la vergüenza de comprobar la incapacidad de los poderes públicos A para frenar el aumento de víctimas fruto de la violencia machista ha obligado a los grupos que sostienen al Gobierno del PP a aceptar la creación de una nueva comisión para plantear lo que se ha llamado PACTO DE ESTADO CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA.
En tal sentido, el PCE planteó desde un primer momento que la violencia machista solo puede ser erradicada si se elimina el carácter patriarcal de un modelo de sociedad que el Partido Popular contribuye a desarrollar con sus políticas económicas y sociales, por lo que denunciamos que no se puede separar el debate del Pacto de Estado contra la violencia machista de los debates presupuestarios y de las políticas laborales que siguen manteniendo una discriminación de la mujer, por lo que entendemos que con esta iniciativa lo pretende el PP y Ciudadanos es un lavado de cara de grupos políticos que siguen manteniendo a la mujer como ciudadanas de segunda.
Al mismo tiempo contemplamos que gran parte de las propuestas que ha presentado el Movimiento Feminista han sido minimizadas o directamente ignoradas, ya que no incorpora todas la formas de violencia que se ejercen contra la mujer, de forma especial denunciamos que sigue sin contemplarse como violencia machista la que son ejercidas por agresores que no mantienen una relación de pareja con la mujer, lo que viene a poner de manifiesto la visión patriarcal con la que el PP y Ciudadanos entienden las relaciones entre hombre y mujer.
De esta manera es fundamental llamar la atención sobre la necesidad de acciones de que prevengan y detengan la violencia que se ejerce sobre la mujer, no solamente la que se ejerce físicamente, sino todo tipo de agresiones que sufre la mujer de una sociedad patriarcal, no podemos dejar de señalar que la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual o los úteros de alquiler son formas de violencia contra la mujer y como tales tienen que esta recogidas en la ley
Si queremos realmente atajar la violencia machista desde la raíz Es fundamental contemplar la generalización de la coeducación a todos los niveles, una mayor atención y calidad en los servicios públicos, acabar con la discriminación laboral de la mujer asegurando el trabajo digno a todos los seres humanos independientemente del sexo, contemplando los suficientes recursos económicos para la atención de las víctimas y su corresponden inserción en el mercado laboral.
Por todos estos argumentos, desde el PCE consideramos que el fracaso de la Ley Integral viene determinado por la carencia de una política que no pretenda minimizar la consecuencias sino que vaya directamente a las causas, es decir que plantee un modelo alternativo de sociedad, en la que las relaciones sociales, económicas y humanas sean plenamente igualitarias y libres, despojadas de cualquier estereotipo patriarcal, que busca el sometimiento del a mujer a través de la violencia, y tiene que ser resuelto desde la elaboración de una verdadera Ley Integral contra la violencia Machista que con un presupuesto suficiente, un claro sentido trasversal de todas la políticas y un calendario concreto vaya al fondo del problema, es decir a erradicar la sociedad patriarcal que origina las diversas formas de violencia contra las mujeres.
En este sentido el PCE considera que el llamado Pacto de Estado contra la Violencia Machista, no alcanza los mínimos necesarios para recibir el apoyo de nuestro Partido, haciendo un llamamiento a quienes comparten con nosotras que la violencia machista contra la mujer es una CUESTION DE ESTADO, y que por lo tanto es necesario un gran acuerdo, que sea realmente efectivo, creíble para que se mantenga la denuncia y la presión hasta conseguir el objetivo de avanzar en los cambios profundos que se necesitan en las políticas de Estado a todos los niveles y que están en la base de la violencia machista.

domingo, 23 de julio de 2017

El Comité Central del PCA aprueba una renovada e integradora dirección política con el objetivo de “construir la unidad de todas las fuerzas en conflicto en Andalucía”



Elena Cortés y Miguel Ángel Bustamante, responsables de las áreas feminista e institucional, José Antonio Castro será el responsable de área interna, Sergio Mesa del área externa y Paula Garvín del área ideológica
El Comité Central del Partido Comunista de Andalucía, reunido hoy en Sevilla tras el XII Congreso del PCA, ha aprobado la propuesta de dirección del Secretario general, Ernesto Alba que, según ha definido, se trata de una “propuesta integradora” porque “del XII Congreso hemos salido con unidad y corresponde ahora que esa unidad también se refleje en los equipos de dirección”.
La idea es, según Alba, que sean “órganos operativos” con miembros “ligados al trabajo diario” por lo que se requiere “un amplio reparto de tareas” entre los integrantes del Comité Central, donde además se da una “importante renovación” con “jóvenes dirigentes en tareas clave”.
El nuevo Comité Central está compuesto 81 miembros, de los que 61 fueron elegidos de entre las dos candidaturas presentadas en el XII Congreso y que competían por la composición del órgano. La lista encabezada por Ernesto Alba obtuvo 171 votos, el 62% del total y 38 miembros en el nuevo Comité Central.  La lista encabezada por Miguel Ángel Bustamante obtuvo 105 votos, el 38% con lo que consiguió 23 miembros del órgano. Además se incorporarán los ocho secretarios provinciales, un representante de la UJCE-A y 11 personas más que han elegido los comités provinciales.
Alba ha destacado la “oleada” de jóvenes trabajadores que se incorporan a la dirección del Partido, por lo que “se produce, por tanto, un rejuvenecimiento del Partido que no sólo será por la edad de sus dirigentes, también lo va a ser en su forma de hacer política”. “El PCA debe ser la herramienta de nuestros jóvenes trabajadores andaluces para organizarse ante un sistema que nos roba nuestros derechos y nos empobrece”, ha dicho.
A esta nueva dirección le corresponde, según el secretario general, y como primera tarea “construir la unidad de todas las fuerzas en conflicto en Andalucía” porque “la lucha del estibador de Algeciras no es diferente a la del santanero de Linares, ni las razones por las que nos organizamos y luchamos son distintas en los invernaderos de El Ejido que en los hoteles de la Costa del Sol”.
De otro lado ha señalado que se trata de una “dirección integradora”, donde las diferentes sensibilidades del PCA que concurrieron con lista propia al Congreso “formarán parte de todos los niveles de dirección, con responsabilidades muy importantes”.
A Ernesto Alba le acompañarán en el Secretariado del PCA, – el órgano de trabajo diario – los diputados de IU en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro y Elena Cortés como responsable del Área Interna y del Área Feminista respectivamente; el periodista y activista Sergio Mesa, en el Área Externa; la ex teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Paula Garvín, en el Área Ideológica; y el diputado de Unidos Podemos en el Congreso, Miguel Ángel Bustamante, en el Área Institucional.
En el Área Interna acompañarán a José Antonio Castro, el secretario de Organización, Daniel Hernando; el responsable de Finanzas, Salvador Fuentes; y la responsable de relaciones con la Unión de Juventudes Comunistas de Andalucía, Rocío Sáez. En la secretaría de Organización estará además, como responsable de Extensión Organizativa, Maripi Castillo; y dentro de la secretaría de Finanzas, estará Patrimonio y Autofinanciación, que dependerá de Julián Caballero.
En el Área Externa, junto a Sergio Mesa como coordinador del departamento, estará José Manuel García como responsable de Frentes Unitarios y Ana Manuela Jiménez, en Frentes Sectoriales. De ellos dependen las secretarías del Área Externa que estarán dirigidas por el sindicalista de CCOO, Damián García, en Movimiento Obrero; Aurora Vargas en Paz y Antimperialismo; el concejal de IU en El Ejido, Juan López Escobar en LGTBI; el ex director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo en Memoria Democrática; y la diputada de Unidos Podemos en el Congreso, Eva García Sempere en Ecologismo; Víctor Hernández en redes de solidaridad popular; Miguel Ángel Peña en Educación y Rafael Ibáñez en movimiento vecinal.
En el Área Ideológica que dirige Paula Garvín estarán Pedro Ortega, como responsable de comunicación; Carlos Velasco en formación; Carlos Esteban en Agitación y Propaganda; y Miguel López en Elaboración Política. En esta última Secretaría se integran los diferentes responsables de Estudios e Investigaciones, Ángel de la Cruz; Fundación Memoria y Cultura, David Pineda; Revista Pensar desde Abajo, Manuel del Pino y Acción Cultural, que dependerá de la delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba, Marisa Ruz.
Dentro del Área Feminista que dirige Elena Cortés se encuentran las responsables de Frentes Feministas, Soledad Maldonado; Afiliación y Participación Igualitaria, María Caballero; Irma Blanco en Programa Político y Toni Morillas en Formación Feminista.
En el Área Institucional, junto a Miguel Bustamante, trabajarán la teniente de alcalde de Dehesas Viejas, Candela Riendas y el secretario político local de Sevilla, Ismael Sánchez.
COMISIÓN POLÍTICA
La Comisión Política, como órgano intermedio entre la Comisión Permanente y el Comité Central, contará con 25 miembros. Forman parte de este órgano el secretario general, el resto del Secretariado, los ocho secretarios provinciales, un representante de la UJCE-A y los responsables de Formación Feminista, Comunicación, Organización, Frentes Unitarios, Finanzas, Paz y Antiimperialismo, Parlamento y Cortes Generales y Movimiento Obrero.

martes, 18 de julio de 2017

IU ultima su iniciativa para lograr la nulidad de la Ley de Amnistía “en todos aquellos aspectos que vulneran el Derecho Internacional en la persecución de crímenes de lesa humanidad”



Izquierda Unida, a través de su responsabilidad federal de Memoria Democrática, que coordina Esther López Barceló, y tras un amplio periodo de consultas con múltiples asociaciones y colectivos, tiene prácticamente ultimada una importante iniciativa parlamentaria para la “declaración de nulidad de la Ley 46/1977 de Amnistía”. La iniciativa, en formato de proposición de ley, declara en su artículo primero la nulidad de esta ley “en todos aquellos aspectos que vulneran el Derecho Internacional en materia de persecución de crímenes de lesa Humanidad”.
Además, el texto plantea de forma contundente la “nulidad de pleno derecho de las sentencias dictadas por tribunales franquistas que supusieron condenas que atentan contra los Derechos Humanos. Quedan igualmente anuladas todas las consecuencias jurídicas de dichas sentencias”.
López Barceló, coincidiendo con una fecha tan emblemática como la de hoy, 18 de julio, día de la consumación del golpe de Estado de 1936 contra el legítimo Gobierno de la II República, destaca la importancia de esta propuesta “para acabar con las consecuencias nefastas de la Ley de Amnistía con respecto a la investigación judicial de los crímenes del franquismo”.
La dirigente federal de IU recuerda que “no es la primera vez que nuestra formación concreta propuesta sobre esta cuestión, en legislaturas pasadas ya presentó iniciativas para modificación la ley, pero esta vez se va más allá al plantear directamente la nulidad en todos aquellos aspectos en los que se considera que se da una vulneración del Derecho Internacional en cuanto a la persecución de crímenes de lesa Humanidad”.
Apostilla que “tras 40 años de represión y 40 años de impunidad en plena democracia, es hora ya de hacer cumplir las recomendaciones de Naciones Unidas y poner punto y final a las consecuencias que se arrastran a partir de la ley original”.
Esther López Barceló considera que “no es de recibo que en un Estado de Derecho los crímenes que entran en la categoría de lesa humanidad perpetrados durante la represión de la dictadura franquista deban ser juzgados en otro país, mientras desde el Estado español se niegan extradiciones de torturadores y se bloquean los mecanismos para toma de declaración de víctimas y victimarios en los juzgados españoles por parte de la Fiscalía General del Estado, con la inestimable colaboración del Gobierno del Partido Popular”.
Para la responsable de Memoria Democrática de IU “el Ejecutivo de Mariano Rajoy no sólo está obligado a hacer cumplir el Derecho Internacional y los Derechos Humanos, sino que debe asumir sus responsabilidades por vulnerarlos de forma sistemática y consciente”.
Explica también que en las próximas semanas “Izquierda Unida avanzará aún más en su trabajo para consensuar aún más los puntos de la iniciativa con más asociaciones de la Memoria y otras formaciones políticas, lo que incluirá una ronda de contactos con el conjunto de ellas”.
En esta misma línea, la Colegiada de Izquierda Unida -órgano de dirección ejecutivo de esta formación- ya ha dado el visto bueno tanto a esta iniciativa como a dedicar el próximo mes a “la lucha contra la impunidad franquista y la denuncia de los incumplimientos de los Derechos Humanos”, al cumplirse los 40 años de la aprobación de la Ley de Amnistía.
Para López Barceló, la nulidad de las sentencias franquistas “es un deber democrático que debió quedar ya garantizado durante la redacción de la Ley de Memoria Histórica y que, lamentablemente, no se consiguió”.
“Resulta una ignominia que las sentencias de condena a Miguel Hernández o a Julián Grimau sigan siendo válidas. Desde Izquierda Unida estamos decididos a acabar con esta infamia aunque sea con 40 años de retraso”. Recuerda también que estas medidas “siguen las recomendaciones de Naciones Unidas, así como las exigencias aprobadas, por ejemplo, en el preámbulo de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, ya en vigor”.
Campaña en redes
De la misma forma, y coincidiendo también con la fecha del 18 de julio, Izquierda Unida Federal ha puesto en marcha a través de las redes sociales una completa campaña que, entre otras actuaciones, se suma en Twitter a la ciberacción en marcha usando el hashtag #18jYoCondeno
En concreto, la campaña de IU busca la “condena los 40 años de la dictadura franquista, así como denunciar los otros 40 años de impunidad de los crímenes cometidos por el régimen fascista”. Ésta incluye la publicación y difusión de un video que se puede encontrar a través de:
Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=ZwXDNYgA9gY
Twitter: https://twitter.com/iunida/status/887250611338485762
Facebook: https://www.facebook.com/izquierda.unida/videos/10154958696273867/